Drip Cake de Oreo

10:07 Gloria A 2 Comments


Este mes para el Desafío en la Cocina las hermanas Camilni, del blog La cocina de Camilni, nos han querido retar haciendo una receta de Drip Cake de lo que más nos gustase.

Un Drip Cake es una tarta cubierta con una ganache con forma de goteo. Otra de las características más destacadas del Drip cake es que la parte de arriba se decora con frutas, galletas, chocolatinas…

Yo es la primera vez que hacía un tarta tan elaborada y aunque el resultado de sabor estaba delicioso, salta a la vista que necesito hacerme con accesorios para dejar completamente lisa la cobertura y con experiencia para que los churretes queden más profesionales... Pero bueno, para ser mi primera tarta Drip Cake casera me siento muy orgullosa con el resultado!


INGREDIENTES

BIZCOCHO (3 capas de 20 cm) 
3 Huevos L
180 grs. de azúcar
180 ml de aceite de oliva de sabor suave
160 ml de leche
250 grs. de harina de trigo
1 sobre de levadura Royal
1 Pizca de sal
30 grs. de cacao en polvo
12 Galletas Oreo (sin relleno)

ALMÍBAR
50 grs. de azúcar
50ml Agua

BUTTERCREAM
375 grs. de mantequilla sin sal
350 grs. de azúcar glass
12 Rellenos de galletas Oreo

GANACHE
100 grs. de chocolate negro para postres
40 ml de nata para montar
20 grs. de mantequilla sin sal

DECORACIÓN
Kit Kat
Mikado
Ferrero Rocher
Oreo
Chocolate blanco
Lo que os apetezca...

PREPARACIÓN

Primero de todo haremos los bizcochos, con ayuda de una batidora de varillas batimos los huevos hasta que queden espumosos durante unos 5 minutos, pasado ese tiempo incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que se disuelva. Incorporamos el aceite y batimos nuevamente, incorporamos la leche y repetimos la operación con el fin de que todos los ingredientes se integren.

Terminamos incorporando la harina, la levadura y la sal tamizando con un ayuda de un colador, así evitamos que queden grumos. Y batimos a velocidad suave para integrar bien los ingredientes sin crear burbujas de aire.

Una vez tengamos la masa lista añadimos las galletas oreo, que previamente habremos troceado con ayuda de un mazo. Separamos 300 grs. en un molde, y este lo dejaremos sin cacao. En el resto de masa añadimos cacao el polvo y batimos suavemente, cuando la masa quede color chocolate la separamos en partes iguales (otros 300 grs. por molde) y horneamos durante 40 minutos a 180 ºC.

Cuando saquemos los bizcochos del horno los dejaremos reposar durante 10 minutos antes de desmoldarlos, luego los quitaremos del molde y los dejaremos boca abajo sobre una rejilla hasta que se enfríen completamente.

Una vez fríos recortamos la caperuza que les ha quedado para que queden bien planos y la tarta quede firme al montar las capas.

Preparamos el almíbar con el que pintaremos los bizcochos para que queden más jugosos. Pondremos un cazo al fuego con el agua y el azúcar y removemos hasta que se haya disuelto completamente el azúcar. Pintamos los bizcochos por la parte de arriba con el almíbar y reservamos.

Para hacer la buttercream batiremos con las varillas la mantequilla a temperatura ambiente hasta que quede cremosa, incorporamos el relleno de las oreo y el azúcar glass y seguimos batiendo hasta que quede una crema perfectamente integrada y sin grumos.

Ahora vamos a montar la tarta, usaremos una base para tartas (yo recorté un plato de cartón con el diámetro aproximado de la tarta), le echamos un poco de buttercream a la base para que se pegue con nuestro primer bizcocho y no se mueva. Colocamos encima el bizcocho de chocolate y lo cubrimos con la buttercream, una capa fina pero procurando que quede recta. Colocamos el siguiente bizcocho (el blanco) y repetimos la operación con la buttercream y para terminar colocamos el último bizcocho de chocolate boca abajo para que la base cierre la tarta y quede más recta y cubrimos con una capa fina de buttercream.

Cubrimos los laterales con buttercream, pero una capa muy fina que sirve para que las migas que puedan quedar sueltas no nos estropeen la tarta. Una vez terminada la metemos 30 minutos en la nevera para que se endurezca la buttercream y cuando la saquemos ya podemos cubrirla completamente con la buttercream que tenemos reservada, intentando que quede lo más lisa posible.

Preparamos la garnache de chocolate fundiendo en el microondas el chocolate con la nata durante 1 minuto, mezclamos bien y le incorporamos la mantequilla, que se fundirá porque la mezcla está caliente.


Colocamos el garnache, a temperatura ambiente, en una manga pastelera y vamos dando forma a las gotas que caerán por el lateral de nuestra tarta. Una vez tengamos los laterales cubrimos la parte de arriba.

Cuando hayamos terminado con el garnache decoraremos la tarta por encima como más nos guste, usando bombones y chocolatinas a nuestro antojo.

Y ya tenemos una fantástica dril cake de oreo lista para sorprender a nuestros invitados. Es una tarta deliciosa, nosotros no somos nada golosos y nos encantó, eso sí, nos comimos un cuarto entre 6 personas, pero también habíamos cenado mucho.

Si queréis ver el resto de elaboraciones de mis compis no dejéis de pasar por la web del Desafío en la Cocina.

¡Feliz día!

Receta original de Quiero Cupcakes

También podría interesarte

2 comentarios: