Pechugas de pollo gratinadas

12:00 Gloria A 8 Comments

Pechugas de pollo gratinadas

Esta receta de pechugas de pollo gratinadas acompañadas de una fuente de patatas fritas era una de las especialidades de mi madre cuando íbamos al colegio, la verdad es que cuando tienes niños y poco tiempo buscas recetas que cundan, les gusten y que se he hagan sin dificultad.

Como todas las recetas de la infancia esta también me trae buenísimos recuerdos y he conseguido que Carlos disfrute de ella tanto como yo y aunque no abusamos de ella (por la nata) nos gusta comerla de vez en cuando.

INGREDIENTES - 2 personas
  • 6 filetes de pollo
  • 1 cebolla
  • 350 ml. de nata
  • 50 ml. de cognac
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Nuez moscada
  • Queso semi curado

PREPARACIÓN

Salpimentamos las pechugas de pollo y las marcamos una sartén con un chorrito de aceite de oliva, no hay que hacerlas mucho, sólo las sellaremos un poco y las reservamos.

Picamos la cebolla y la pochamos en esa misma sartén añadiendo un poco más de aceite, no olvidéis echarle un poco de sal.

Cuando esté blandita regamos con el cognac y dejamos que reduzca. Incorporamos las pechugas de pollo y le añadimos la nata y un poco de nuez moscada y dejamos que se ligue la salsa y que se terminen de hacer las pechugas de pollo durante 5 minutos a fuego lento.

Pechugas de pollo gratinadas

Mientras rallamos el queso, echamos las pechugas con la salsa en un recipiente apto para el horno, cubrimos con el queso rallado y gratinamos hasta que se dore.

Servimos con muuucho pan para mojar la salsa.

Valor nutricional x ración (aprox)
Kcal
631
Proteínas (gr)
65
Hidratos de carbono (gr)
8
Grasas (gr)
37

Es una receta sencilla que se puede dejar preparada con antelación y gratinarla justo antes de comer, nosotros la solemos hacer los jueves para comerla los viernes. Probad las pechugas de pollo gratinadas y me contáis que os parecen!

¡Y si sobran podéis congelarlas perfectamente!

¡Besitos y feliz fin de semana!



Síguenos en Facebook o Twitter

También podría interesarte

8 comentarios:

  1. Se ven súper apetecibles, qué jugosinas y buenas tienen que estar con ese toque de bechamel.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. lo tengo que preparar un día asi, me encanta. http://unmundollamadomay.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué manera más rica de preparar pechuga de pollo! Sencilla pero directa al grano como las madres lo hacen tan bien.
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. mm unas pechugas de pollo deliciosas! no he comido el pollo así con esa salsita... tomo nota para hacerlos!!
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Hola Gloria. Aunque dices que acompañadas de patatas fritas era una especialidad de tu madre, creo que la tuya tiene otro toque distinto jj. Y es que con esa ensalada de tomate y atún, la hago muy a menudo, me encantarían. Deben estar de rechupete.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Nunca las he probado así, pero tienen que estar deliciosas!
    Y si encima como bien dices te sacan de un apuro, mejor que mejor!!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. que buenas tienen que estar gratinaditas y todo

    ResponderEliminar